Cómo hacer un pollo asado al horno, fácil y sabroso

Esta es una de las recetas de pollo más sencillas, y además una de las más sabrosas y económicas.

Uno de esos platos que podríamos decir que forman parte de la cultura gastronómica mundial. Ya que en casi todas las sociedades existe una receta de pollo asado. Ya sea con unas salsas u otras, con piel o sin ella, con hierbas varias, especias, vegetales, cítricos, licores o no… esta receta de pollo al horno está dentro de la gastronomía global como uno de sus platos por excelencia.

¿Cómo hacer un buen pollo al horno?Te traemos la mejor receta de pollo asado al horno. 
se trata de una receta muy fácil y sencilla con un resultado muy sabroso.

Básicamente se trata de cocinar el pollo en sus propios jugos y grasa, acompañado o aderezado con hierbas aromáticas y/o vegetales. La forma ideal de cocinarlos es en los asadores rotatorios.

Ya sabéis, esos en los que el pollo es atravesado por un hierro que lo hace girar, permitiendo así que sus jugos y su grasa se vayan extendiendo por toda la pieza. Pero en casa lo más habitual es que utilicemos el horno para asarlo, dejando el pollo en una bandeja y sometiéndolo a la fuente de calor durante un tiempo determinado.

A pesar de lo sencillo de esta receta existen múltiples variantes y esta versión es básica y muy fácil, pero garantiza una carne jugosa, muy sabrosa y con una piel extra crujiente.

En el blog tenéis alguna receta más con pollo al horno, aunque no entero como en este caso, desde los tradicionales muslos de pollo, en este caso al limón o con una de mis partes favoritas, las famosas alitas al horno con salsa barbacoa.

Si os sobra podéis hacer unas deliciosas croquetas de pollo, las que tenemos con los restos de este pollo asado, una sopa de picadillo de pollo o un relleno para una lasaña de pollo increíble.

El resultado con el pollo entero es excepcional, si os pasa como a mí os será difícil dejar de disfrutar de esta receta, os aseguro que está de para chuparse los dedos!

Receta de pollo al horno tradicional

receta pollo al horno

Receta de pollo al horno con patatas

Tiempo de preparación 20 min
Tiempo de cocción 50 min
Tiempo total 1 h 10 min
Raciones 4 personas

Ingredientes
  

  • 1 ud Pollo entero
  • 1 cucharada Aceite de oliva
  • 1 pizca Sal
  • 1 pizca Pimienta negra
  • 4 uds patatas

Elaboración paso a paso
 

  • Espolvoreamos el pollo con sal y pimienta y lo dejamos reposar durante 15 minutos.
  • Pelamos y cortamos las patatas en rodajas finas (1 cm de grosor)
  • Colocamos las patatas en una fuente de horno, como base de la misma. Salpimentamos y echamos sobre ellas un pequeño chorrito de aceite de oliva.
  • Precalentamos el horno a 220ºC.
  • Engrasamos el pollo entero y espolvoreamos de nuevo los trozos de pollo con pimienta negra y un poco más de sal (al gusto).
  • Colocaremos los trozos de pollo en bandeja, de tal forma que quede el lado de la piel hacia arriba, y las piezas más grandes (las pechugas) estén en el centro de la bandeja.
    Consejo: No llenar demasiado la bandeja y dejar espacio entre las piezas.
  • Asar en el horno durante 20/25 minutos a 200º C.
    Esta temperatura alta al principio ayudará a dorar el pollo.
  • Cuando esté dorado, sacamos la bandeja del horno y le damos la vuelta al pollo o a cada muslo. Volvemos a salpimentar la otra cara y añadimos otro pequeño chorrito de aceite. Volvemos a meter al horno hasta que la otra cara del pollo se haya cocinado por completo. Otros 20 minutos, más o menos
  • Si el pollo aún no está suficientemente dorado a nuestro gusto, lo colocamos la parrilla durante los últimos 5 minutos, hasta que se dore.
  • Retirar el pollo del horno y servirlo en platos.
Keyword clasico, pollo, pollo al hono, pollo asado

Poniendo la guarnición debajo del todo, aprovecharemos los jugos que suelta el pollo durante el horneado ¡Estos jugos se van a mezclar con la guarnición y conseguiremos una mezcla de sabores riquísima!

¡Anímate a probarlo!


OTRAS RECETAS DE POLLO AL HORNO

receta de pollo al horno dulce

Pollo al horno, asado al vino tinto, con cebolla caramelizada y uvas

Pollo al horno, asado al vino tinto, con cebolla caramelizada y uvas Esta fantástica receta de pollo al horno, asado ...
Leer receta
Receta de pollo al horno con almendras

Receta de pollo al horno con almendras

Receta de pollo al horno con almendras El pollo al horno con almendras es un plato muy sencillo de preparar ...
Leer receta
pollo-al-horno-con-naranja

Receta de pollo al horno a la naranja

Receta de pollo al horno a la naranja Para preparar este pollo al horno con naranja, te recomendamos que utilices ...
Leer receta
Receta de pollo al horno caramelizado con ciruelas

Receta de pollo al horno caramelizado con ciruelas

Receta de pollo al horno caramelizado con ciruelas En esta ocasión os presentamos un increíble plato que no tiene ninguna ...
Leer receta
pollo-al-horno-piña-receta

Receta de pollo al horno con piña

Receta de pollo al horno con piña Si quieres preparar un pollo al horno pero con un toque exótico, con ...
Leer receta
receta-pollo-al-horno-al-txakoli

Receta de pollo al horno al txakolí

Receta de pollo al horno al txakolí Se trata de un plato tan nutritivo como original, de fácil digestión, cocinado ...
Leer receta

Como te hemos contado al principio de la entrada, el pollo al horno o pollo asado es uno de los platos más cocinados de todas las cocinas.

En todas las gastronomías del mundo podemos encontrar una gran cantidad de recetas de pollo asado al horno diferentes, pollo asado al limón, pollo a la cerveza

El pollo es de los ingredientes más versátiles que existe y con el que podemos hacer variadísimas recetas como el pollo al chilindrónpollo al ajillo o el delicioso pollo en pepitoria.

En caso de querer optar por algo diferente, podemos arriesgarnos con un pollo al curry, una de las recetas que más gustan o unas croquetas de pollo, perfectas para aprovechar las sobras del pollo asado que puedan quedar, aunque la verdad es que si seguís esta receta de pollo al horno, no quedará nada en la bandeja!

Lo bueno del pollo es que a parte de que estar delicioso, es muy saludable y es recomendado para las dietas, eso sí siempre sin piel.

Con la piel tiene 240 calorías cada 100 gramos y sin ella solamente 180 calorías, muy buenos datos para la gente que se quiera cuidar sin prescindir de grandes recetas como esta.

CONSEJOS PARA HACER EL POLLO AL HORNO PERFECTO

Comenzamos salando bien el pollo, porque al ser muy grande necesita sal pero no el toque que le podemos poner a otro tipo de recetas.

Muchas veces cuando lo asamos parece como si no tuviera sabor y como si estuviera cocido. Eso es debido a que le solemos poner mucho caldo de pollo o agua en el fondo del recipiente; es importante mojar de vez en cuando pero no mucha cantidad ya que cocerá el pollo.

Lo mejor es colocarlo sobre una buena cama de patatas para que esté “en el aire”.

El pollo debe de girar, pero como lo más habitual es no tener el horno adecuado para ponerle un accesorio giratorio, es recomendable darle vueltas cada 15-20 minutos, es decir, girarlo para que se vaya asando de manera uniforme.

Se puede hornear o asar cualquier tipo de pollo, pero nuestra recomendación es que utilicéis los mejores ingredientes, ya que el resultado va a ser mucho más rico y jugoso.

En cuanto al pollo, un buen pollo es un pollo campero (que se distingue porque su piel es más bien amarilla) ya que cuenta con una menor capa de grasa que después hará que quede muy jugoso y especialmente sabroso.

No tengas miedo alguno de hornear el pollo, aunque seas novato en estas lides, es algo muy fácil y sencillo.

Únicamente tendrás que asegurarte que se hornea a la temperatura necesaria en cada caso y taparlo con papel de aluminio si se dora demasiado es difícil que se te reseque. 

Otra cosa que debemos tener en cuenta es que, para que el pollo al horno llegue en su punto a la mesa, una vez lo hayas horneado y justo antes de subirle la temperatura al horno puedes cortar un trocito de la pechuga que asoma por la zona cercana al cuello y ver si está bien hecha.

Considera que después tienes que dorar la piel y los posteriores tiempos de reposo hacen que se siga cocinando en su propio calor, así que cuando pruebes la pechuga lo ideal es que esté prácticamente hecha y jugosa.

Tiempo de horneado para el pollo al horno

Lo ideal es tenerlo entre 45 y 50 minutos por kilo de pollo. Siempre debemos precalentar el horno y tenerlo con calor arriba y abajo.

  • Para un pollo de 2 kilos lo tendremos 1 hora y media
  • Para un pollo de 3 kilos lo tendremos 2 horas y 10 minutos

¿Cómo saber cuando el pollo al horno está listo?

Para saber que el pollo al horno está perfecto tenemos dos opciones:

  • Si tenemos un termómetro de carne, debe de estar en su interior a 75 grados.
  • Si no disponemos del termómetro lo mejor es pincharlo con un palillo. Veremos que está en su punto cuando no salga sangre, sino que salga jugo blanco. Si pinchamos y no sale nada de nada se nos habrá pasado.

¿Cómo hacer que la piel del pollo al horno quede crujiente?

Una de las cosas que más se pregunta al asar pollo al horno, es cómo conseguir que la piel del pollo quede crujiente.

Esto se consigue muy fácilmente, poniendo el grill del horno fuerte durante los últimos 5 minutos.

De esta forma, nos quedará una textura crujiente espectacular.

Por otro lado, hay que evitar que la piel del pollo entre en contacto con líquidos, incluso con sus propios jugos en la medida de lo posible, ya que de esta manera evitaremos que la piel se reblandezca.

Para ello lo que te aconsejamos es colocar el pollo sobre una rejilla y poner debajo la fuente con las patatas o la guarnición y algo de agua y vino blanco que le aportará humedad sin reblandecer la piel.

Variaciones de la receta de pollo al horno asado entero

Puedes preparar una marinada a tu gusto. La de esta receta es todo un clásico pero puedes darle un toque muy especial utilizando especias como pimentón e incluso comino o curry, le dan un puntito exótico que le va genial al pollo.

De guarnición unas sencillas verduras a la plancha o una buena ensalada también son un acompañamiento genial, sobre todo si se incluye esta receta en un menú con varios platos.

Y por supuesto puedes hornear otras verduras o patatas a la vez que el pollo, como en esta receta de pollo al horno con verduras.

Salsas para el pollo al horno

El propio jugo del pollo que sale al asarlo es delicioso, especialmente si le hemos introducido un limón o naranja que le darán un sabor muy especial.

Sin embargo, como ya hemos comentado anteriormente, si llenas el recipiente donde se cocina el pollo, de agua o de vino, el pollo más que asarse al horno se cocerá.

Prueba a poner el pollo sobre una rejilla para que suelte los jugos sobre la fuente donde tendréis la guarnición como patatas o verduras, así conseguirás una sabrosa salsa simplemente con los jugos que suelta el mismo pollo al horno.

¿Cómo trinchar un pollo asado?

Primero se trinchan los dos cuartos traseros, el muslo y el contramuslo hasta llegar a la carcasa.

Después, las dos alitas.

Por último, las pechugas, para lo que buscamos el esternón y deslizamos el cuchillo rebañando toda la carne.

No os olvidéis de recuperar los pequeños trozos de carne que quedan pegados en la carcasa del pollo, ya que se pueden aprovechar para hacer unas exquisitas croquetas de pollo!

¿Es bueno bridar el  pollo para asarlo al horno?

Aunque estéticamente quedará más bonito, el  pollo para asarlo al horno evitará que el pollo se dore bien por todas partes.

Beneficios del pollo al horno

Mas allá de lo sabrosas que son cualquiera de las recetas de pollo al horno que te presentamos, es indudable la aportacion de proteinas y vitaminas que ofrece.

El pollo es una carne de ave que tiene muy poca grasa y , por el contrario, altos niveles de  proteínas, perfectas para mantener el peso y para el crecimiento muscular y su desarrollo.

¿Pero sabías además que es una carne rica en triptófano?

El triptófano nos ayuda a combatir la depresión, debido a que tiene gran cantidad de selenio que, a su vez, ayuda al rendimiento de nuestro metabolismo y sistema inmunológico, y que nos ayuda a mantener nuestra salud ocular gracias al retinol, licopeno y los derivados de la vitamina A que contiene.